Navegar Exposiciones (14 total)

Gladys Castelvecchi o la tenacidad del remo

Gladys .jpg

Gladys Castelvecchi (1922-2008), poeta y profesora de literatura, además de periodista y artesana, es una figura difícil para las clasificaciones de manual literario: por la fecha de nacimiento perteneció a la Generación del 45 y por su producción a la Generación del 60. La mayor parte de su obra se concentra en la década del ochenta, con títulos emblemáticos como Fe de remo (1983) y Animal variable (1987).

Recordada por familiares, amigos y estudiantes como una mujer fuerte y de un carisma seductor, supo cultivar un estilo propio en su escritura y ser una voz potente de la poesía uruguaya de la segunda mitad del siglo XX.

Con motivo del centenario de su nacimiento y a modo de homenaje, la Biblioteca Nacional le dedica esta exposición virtual que recorre su biografía, obra y recepción crítica.

Giselda Zani, primera cronista del fútbol uruguayo

grisela_zani.jpg

Nacida en Génova en 1909, Giselda Zani, hija de un industrial italiano, gozó de un hogar próspero que le brindó un fuerte relacionamiento con las altas esferas de la sociedad a la vez que una sólida educación. Militante comunista en sus años más jóvenes, dará luego un viraje político al enrolarse en la Agrupación de la Juventud del Partido Colorado. Fue la primera mujer que se dedicó al periodismo deportivo en el Uruguay en radio (Radio Sport) y en la prensa escrita.

Alfredo Alzugarat

Ibero: diario, testimonio y memorias de un artista adolescente

ibero_art1.jpg

A cincuenta años de su asesinato y en el mes de su cumpleaños, la Biblioteca Nacional toma como elementos centrales para esta muestra dos cuadernos escritos por Ibero Gutiérrez, que abarcan el período que va desde el 22 de julio de 1964 hasta el 9 de noviembre de 1965. En estos cuadernos que escribe el  adolescente, entre sus 14 y 16 años, figuran los términos «Libro I» y «Libro II», aunque su registro opera a modo de «diario» íntimo, radicando fechas precisas, y a veces hasta horarios, en cada entrada. 

Esta exposición es posible gracias a Sara Gutiérrez, hermana de Ibero, y a Luis Bravo, investigador y curador del archivo Ibero Gutiérrez, que proporcionaron las imágenes digitalizadas de los cuadernos y autorizaron este trabajo con el que se busca dar continuidad y visibilidad a la investigación realizada hasta el momento sobre el artista.  

Cien años de Homero Alsina Thevenet (1922-2022)

Alsina. Obras incompletas.jpg

«El hipercriticismo que signará los treinta años últimos del país [1942- 1972] quedó definido en el funcionamiento de la crítica cinematográfica y puede prototipizarse en la obra de Homero Alsina Thevenet, quien con amplísimo conocimiento, total dedicación, un estilo preciso, informativo y glacial, y una cultura exclusivamente moderna, de impregnación norteamericana, estuvo al frente de sus momentos culminantes: primero en la revista Cine Radio Actualidad, luego en las páginas de Marcha, después dirigiendo la revista especializada Film y por último al frente de la sección pertinente del diario El País, un modelo en la materia, antes de abandonar el país para integrarse a la crítica argentina».

Con estas palabras, Ángel Rama resumía las primeras décadas de la extensa trayectoria de Alsina Thevenet. Recién comenzaban los años setenta y aún no se había exiliado, ni había creado el proyecto editorial que fue El País Cultural, ni había publicado la mayor parte de sus libros sobre cine, Hollywood, listas negras y demás. He aquí un repaso por la obra de uno de los periodistas y críticos de cine más prestigiosos de los últimos años.

Cristina Peri Rossi en sus libros. Premio Cervantes 2021

Punta del Diablo, 1994. Foto de Rosa Fornas.jpg

En 1968, con motivo de haber ganado el premio a los Jóvenes de Arca, decía Cristina Peri Rossi: «Escribo por amor a todo lo vivo y pasajero […] escribo porque me muero, porque todo transcurre rápidamente y a veces experimento el deseo de retenerlo; la literatura es testimonio precisamente porque todo está condenado a desaparecer, y eso nos conmueve, nos pide a gritos residencia». Más de cincuenta años después de esta afirmación, y con motivo de la entrega del Premio Cervantes, hacemos un repaso por su vida y sus títulos, sus años de formación en Montevideo, el ejercicio del periodismo en medios como El Popular y Marcha, sus años de exilio y la prolífica obra que llevó adelante en Barcelona.

Felisberto Hernández: del músico al escritor

Felisberto (3).jpg

El «Archivo Digital Felisberto Hernández» pretende reunir los papeles dispersos del escritor. Si bien gran parte de su fondo documental se encuentra en el Archivo Literario de la Biblioteca Nacional de Uruguay, reunir sus documentos sigue siendo una tarea pendiente.

Las dos primeras entregas de esta exposición, «Los inicios» y «Las giras del escritor», se proponen repasar -con imágenes y documentos- los primeros años de su biografía, aquellos recuerdos de infancia que serían materia primordial de su obra narrativa, los escritos de adolescencia, sus primeras incursiones como pianista, las giras que realizó por el interior del país y la temprana recepción crítica que tuvo como músico y como escritor.

Felisberto es uno de los escritores que ha sido más abordado por la crítica y, sin embargo, su imagen huidiza se nos sigue escapando. Que sea esta una pieza más del puzle que seguiremos construyendo.

Antonio Lussich (1848-1928), el poeta hacedor

retrato_lussich.jpg

Antonio Lussich encarna, como pocos, el “espíritu de su tiempo”; esto es, el de un país a caballo entre dos siglos, el de la transición entre el fin de la “tierra purpúrea” y la afirmación del Uruguay moderno.

Su personalidad, su estilo de liderazgo y su trayectoria vital sintetizan muchos de los valores, tensiones y contradicciones que atraviesan a su época, como se advierte en los múltiples planos y actividades en los que incursionó y se destacó.

De hecho, hoy se lo reconoce por su obra poética, su pasado como empresario naviero o su imponente Arboretum, en Punta Ballena, pero pocas veces se lo valora en su totalidad, como la suma de esas facetas e intereses, como un hombre de acción caracterizado, al decir de Serafín J. García, por su “fortaleza moral”, “rectitud insobornable” y “propensión al riesgo y a la lucha”.

Avances de poemas inéditos de Francisco Acuña de Figueroa

anécdota versificada.jpg
Luego de más de un año de trabajo presentamos este avance del proyecto: Inéditos de Francisco Acuña de Figueroa.
La investigación procura identificar las composiciones manuscritas que aún no han sido publicadas y que se conservan el el Archivo Literario de la Biblioteca Nacional.
Aquí explicamos brevemente las etapas del proyecto, y compartimos diez composiciones posiblemente inéditas con su transcripción.

José Parrilla, del profesor de amor al esterismo

logo.png

José Parrilla es una figura enigmática de nuestra historia literaria. Irrumpe a principios de la década del cuarenta, repartiendo poemas y tarjetas que lo identificaban como El profesor de amor, publica tres plaquettes: La llave en la cerradura, Rey beber y Elogio del miembro, se transforma en referente vanguardista de un grupo de jóvenes poetas, configura una dupla artística con el pintor Javiel Raúl Cabrera “Cabrerita”, se intenta suicidar en el baño del bar Yatasto, es internado en el hospital Vilardebó, y en 1947 viaja a Europa desde donde no regresa.

En 2013, el Archivo literario recibió desde Francia una donación de materiales de José Parrilla. Esa colección nos permite reconstruir su trayectoria artística en Montevideo, España y Francia. Después de su arribo a Madrid se instala en Valladolid, donde organiza su primera agrupación de arte experimental Pascual letreros. Más tarde, se traslada a Barcelona donde funda el Esterismo, y finalmente se aloja en la ciudad costera de Levens, donde su movimiento se afianza. Allí, Parrilla abandona su incidencia artística para transformarse en líder de orden espiritual… comienza a ser P.

Nuevos poemas de "Composición de lugar" y otros textos

fotos-1.jpg

El 24 de junio de 1921, hace cien años, nacía Amanda Berenguer. Su extensa dedicación a la poesía se inició desde muy joven y se caracterizó por su versatilidad y audacia experimental, destacándose entre sus numerosos libros, El río (1952), Materia prima (1966), Composición de lugar (1976), Identidad de ciertas frutas (1983), La dama de Elche (1987) y La botella verde (1995). En 2002 reunió la mayor parte de su obra publicada e inédita en su monumental Constelación del navío. Junto a su esposo, el escritor y docente José Pedro Díaz, constituyeron dos de los más genuinos representantes de la Generación del 45.

El ingreso de su Archivo en 2010, tras su fallecimiento, permitió ahondar en el estudio de su obra y extraer algunos textos que se conservaron inéditos, como los que ahora se dan a conocer. Los poemas en cuestión, relativos a dieciséis nuevos ponientes, van acompañados de textos alusivos de Alfredo Alzugarat y de Alvaro Díaz Berenguer. La vinculación estilística de Composición de lugar con otras obras suyas, permite rescatar también y publicar por primera vez el texto con el que Daniel Gil presentara La botella verde.